DE HERENCIAS

No me vengas con pamplinas

que tengo la piel

de salitre bien curtida

y, de vareado de olivares,

traigo las costillas molidas.

Yo soy heredera de Lorca,

de mujeres en armas levantadas,

y no ha nacido malnacido

que me doblegue el alma;

y, ni que te coma a besos

da derecho a puñaladas,

ni abrir las piernas

me hace perder las alas,

que yo he sostenido la tierra

para que otros no la robaran.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .