Cosecha anual

En primavera secaba pétalos de flores entre las hojas de cuadernos usados.

Se afanaba en recoger conchas en verano, guardándolas con cuidado en su saquito de arpillera.

Cuando llegó el otoño, y se encontró aquellas dos bellotas unidas por sus sombreritos, quiso guardarlas también, en una cajita de cedro.

Para cuando el invierno apareció, con su genio cambiante y frío, se vio en la tesitura de buscar un sitio donde almacenar los copos de nieve y el viento del norte.

Dorian

Por la noche devoraba los cadáveres de los incautos que, durante el día, habían cedido al brillo seductor de su sonrisa.


Microrrelato incluido en la II Antología Microterrores de Diversidad Literaria

Vecino nuevo

Los que seguís a este salmón en su periplo conoceréis de sobra Martes de cuento, un blog que nos regala cuentos, ilustraciones, poemas y cualquier cosa que podáis imaginar para los más pequeños de la casa (y no tan pequeños). También sabréis que, de vez en cuando, colaboro con algún texto (cosa que os animo a hacer a vosotros también) y esta semana, el bichito lector que lo dirige, ha tenido a bien publicar un cuento mío que se titula “Vecino nuevo” y que podéis disfrutar y comentar en el link al final de la entrada acompañado de una preciosa ilustración.

Espero que os guste y que, ya que os dais un paseo por Isla Imaginada, os quedéis por sus costas, que acogen con gusto a los visitantes, gozan de buen clima, y derrochan calma para combatir el estrés diario y el bloqueo creativo.

___________________________________________________________________________

Hay ciertos animales a los que el hombre no puede dañar de ningún modo. Viven tranquilos y felices, en completa libertad, en los parajes de Isla Imaginada.

Origen: Vecino nuevo