LA BONDAD DE LAS CEBRAS

Hay que ver cuánta bondad hay en el corazón de una cebra, con sus rayas blancas y negras, por dentro y por fuera; mira si es alta su estima por el resto de habitantes del planeta que, lejos de enfadarse, no dudan en compartir con los humanos los pasos reservados para ellas.

TRAYECTO

Me llamo Alicia, he tenido que teñirme el pelo por mandato de una reina llena de complejos que no aguanta que le lleven la contraria.

No sé qué edad tengo, el paso del tiempo ha sido confuso desde que caí por un agujero persiguiendo a un conejo.

Ahora, que por fin vuelvo a casa, estoy inventando una excusa creíble para mi ausencia, porque me da que mi madre no se va tragar la verdad si se la cuento y voy a estar castigada para los restos.

REVELACIÓN

Había visto aquel objeto calzando mesas, y hasta como tope para la puerta de la cocina; tales eran los usos que le daban en su casa. Un día, paseando por el parque, vio a un anciano con uno en las manos y le intrigó por qué sonreía.

Al llegar a casa, cogió el que equilibraba su mesita de noche y lo abrió. Estaba lleno de símbolos extraños que no logró descifrar; acababa de aprender cómo era de verdad un libro.

EL QUE NACE LECHÓN…

El que nace lechón…

¡Qué maravilla estrenar corazón! Se siente como nunca, ha subido las escaleras del metro de un tirón.

«¿Qué es eso? Um, un charco, se ve tan bonito. Qué barro más llamativo.»

¿Decías cariño?

Oink.— “Me duele la rabadilla.” —No tires las mondas de la patata, que me hago una ensalada. Oink

«Qué charco tan majo, voy a meter los pies. Oink, oink.»

Mire a ver, doctor, que mi marido hace cosas raras.

Los trasplantes es lo que tienen, pero no hay rechazo. ¿Cómo se encuentra, señor López?

Bioink

Lo que yo digo, hay que esperar.

¿No le nota más chato?

Yo diría que no.

El señor López hoza los informes médicos.

Cariño, vámonos a vivir al campo, con el barro, con los charcos.

¿Pero usted le oye, doctor? Que se quiere ir al campo.

El aire limpio le hará bien.

Oink.

El blog del salmón cumple 4 años

4 años de salmon en las redes.jpg

Cuatro años nadando por las redes son bastantes para un salmón, incluso para el más avezado.

Lejos de las metáforas con osos, focas y gaviotas, no puedo con menos que daros las gracias por acompañarnos en esta aventura, pero, sobre todo, quiero daros las gracias por participar en los retos de esta semana.

Ahora, el salmón y yo, tenemos una enorme lista de lectura por delante y nos encanta.

Además estoy segura de que más de uno ha encontrado sugerencias interesantes que aprovechará al máximo.

¡Qué bonitos son los regalos que sirven para muchas personas al mismo tiempo y no cuestan dinero!

Y como dicen que de bien nacidos es ser agradecidos, aparte de haber remozado la imagen del blog, os quiero hacer mis propias recomendaciones:

Relato: Instrucciones para subir una escalera, Julio Cortázar.

Clásico: La hija de Robert Poste, Stella Gibbons.

Una vez más: GRACIAS, gracias de todo corazón y toda aleta.

Esperamos seguir remontando a vuestro lado, por lo menos, otro año más y, para los más despistados, os dejo los enlaces de los diferentes ríos por los que navegamos.

Twitter e Instagram como @desdichasalmon

Facebook Fan Page: La desdicha de ser salmón y Perfil :Aurora Losa Escritora

Pinterest

Y pronto también nos veremos en el canal de Youtube.