4 respuestas a “Confesión II

  1. ¡Vale, vale! Fue error mío. Lo reconozco, estaba haciendo un huevo de chocolate con cara de señora con mi hija. Estábamos en la parte más divertida: tintar la pasta de azúcar. En concreto, la nariz. El gato pasó ronroneando entre mis piernas y no lo pude resistir… Tampoco quedó tan feo, y siempre será mejor el colorante alimentario que el acrílico.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .