ALQUIMIA

En su maletín había remedios para todo: la muerte, la enfermedad, el odio, la venganza… incluso el secreto de la piedra filosofal; pero entre almbiques, tarros de mandrágora, alas de murciélago, uñas de búho y hierbajos varios, no logró dar con la receta contra el mal de amores que hacía suspirar a sus vecinos con la llegada de cada primavera.

Sentencia

Mostró al juez el informe forense y señaló a su defendido.
—Grave traumatismo en “Control” y “Alt”, con afectación del “Suprimir”. Distensión en el “Enter” y rotura de “F5”. ¿Qué tiene que decir el acusado?
—No iba Internet, señoría.

Cazapalabras

Tejía redes con las que atrapar palabras para llenar su nuevo libro, pero era complejo; las letras acababan colándose por los agujeros, separando las sílabas que formaban nuevas palabras en su vuelo hacia la libertad.