LOS PERROS QUE GUARDABAN LA ESCALERA A NINGUNA PARTE

 

A los pies de una escalera

había tumbados dos perros;

uno, un mastín,

el otro, un podenco.

Naranjas los ojos,

naranjas los pelos.

A los pies de una escalera,

el mastín y el podenco

guardaban los escalones

que miraban al cielo.

Tumbados como esfinges,

naranjas los ojos,

naranjas los pelos,

el mastín y el podenco

con una escalera en medio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.