LA MALDICIÓN

Texto presentado para la escena nº 25 del Taller de Literautas.

La única premisa era que su título fuera “La maldición”, además se añadía el reto de escribirlo sin una sola “t” y yo tiré de experimento y, por qué no decirlo, un poco de mala idea.


Acongojado, más bien vencido,

se hallaba el gallo en un rincón.

El día había pasado

cumpliendo con su función

y ahora ya no podía

ni decir “cocoricó”.

Incluso el pico le dolía,

ya no hablemos del espolón.

Y su cola, ayer colorida,

había perdido el fulgor.

Por cansado que se viera,

no habría descanso, no.

Cerró los ojos y ,en sueños,

claro el recuerdo acudió

del aviso que le diera

el gallo al que sucedió:

«Ve con cuidado, mi amigo,

que aquí hay una maldición;

pues, para un solo gallo,

demasiadas gallinas son.»

4 pensamientos en “LA MALDICIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s