LAS NUBES DE SU PELO

Odiaba los días de verano en que tenía que lavarse el pelo; la humedad se le acumulaba en la nuca haciendo más sofocante la sensación de calor.

Y un buen día, al levantar su melena, una tormenta de verano salió de debajo, inundando el campo con olor a tierra mojada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s