Como viento

Aguardándote quedó mi alma
dormitando las malvas marchitas,
contemplando cómo, a lo lejos,
se marchaba tu cuerpo inerte
mientras en el mío ardían
la pena y más la vida,
anhelando tus ojos de mar.
Negando lloraba tu ausencia
y reía con firmeza tus recuerdos
tan profundos grabados en mi,
a fuego.
Esperándote sigo sin aliento,
intentando latir mi corazón,
a que en sueños vengas a mi encuentro,
como viento, amor, como viento.

 

 

8 pensamientos en “Como viento

  1. me pasa igual que a David, no puedo criticar ni decir nada porque soy malo. Ya luego te mandare unos versos que hice de puberto para que veas el grado de mi inutilidad jaja pero este me ha parecido muy padre.

    Me gusta

    • Yo tampoco soy poeta, pero a veces las letras salen más rítmicas, qué le vamos a hacer.
      Y dudo que seas malo, yo he leído poesías tuyas, su única falta es que no tenían métrica, pero existe la prosa poética y el relato para tu tío era un ejemplo de ella.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s